Cuanto infortunio…

 Perder en el minuto 92 de penalti 0-1, es el colmo de la frustración de un equipo que quiere pero no puede.

Buen planteamiento defensivo de los de Montoya, que no dieron opciones a los Murcianos de  perforar la meta de Ayala en un encuentro con pocas opciones de gol, donde las tablas pudiera haber sido lo más justo. Pero un claro y no protestado penalti, dieron al traste con las pocas opciones utreranas de rascar algo positivo.

El suplicio deportivo se hace interminable en las oficinas y vestuario de  la entidad, la exigencia de una parte de la afición, se torna injusta, mientras que la incertidumbre de lo que ocurrirá con el club, es un jeroglífico que no se aclarará hasta el mes de Mayo.

Mientras tanto debemos aceptar y entender, que Utrera no da para un equipo en esta categoría, por mucho esfuerzo y empeño que se tenga, la historia se repite y siempre ocurrió lo mismo.

Habrá que empezar a decidir el futuro del club, qué se quiere y qué línea seguir, por supuesto, si entran nuevos dirigentes, deberán saber que el techo de esta entidad es la 3ª División.

Ojalá, por  la  salud y vida del Club, tuvieran continuidad estos dirigentes porque de lo contrario, podríamos encontrarnos huérfanos en el fútbol más exigente de nuestra ciudad, aunque sería totalmente comprensible el adiós, de quién lo dio todo a cambio de nada.

Que la magia del futbol no nos abandone…

Miguel Muñoz

Director El Silbato Magazine

 

Dejar un comentario